Ventajas y desventajas ser tu propio jefe o emprendedor

ventajas y desventajas de ser tu propio jefe

Ventajas de ser tu propio "Jefe"

Autonomia

Como emprendedor o jefe, somos nosotros los que marcamos el ritmo e imponemos las normas que regirán nuestra actividad. Esto exige una gran dedicación, horas y esfuerzo, ser “tu propio jefe” te permitirá decidir de forma autónoma cuál es el mejor momento para realizar determinada tarea o cuál es el nivel de exigencia a aplicar.

Satisfacción

La satisfacción de entregar un trabajo bien hecho está relacionada con nuestra puesta en valor como individuos a través del planteamiento y superación de diversos retos, de aplicar de forma productiva e imaginativa nuestras habilidades y de obtener resultados fruto de nuestro esfuerzo, nuestra dedicación y nuestra pasión.

Metas

Emprender es una lucha diaria por superar retos y obstáculos, pero esta batalla se hace mucho más llevadera cuando trabajas por metas personales y profesionales a corto, mediana y largo plazo.

 

Aquí entra la frase que dice, si no luchas por tus sueños, alguien mas te contratara para que luches por los suyos.

Ingresos

Uno de los puntos mas relativos ya que no todas los emprendimientos tienen el mismo éxito, todos coinciden en un solo objetivo: aspirar a tener mayores ingresos que trabajando en una empresa ajena.

 

Por lo general, en las etapas iniciales de una empresa los gastos son mayores que los ingresos, una vez teniendo estabilidad en nuestra empresa, las posibilidades de incrementar nuestra percepción económica también aumentan y además, ésta irá en relación con el éxito económico de nuestro proyecto empresarial.

Prestigio

Poner en marcha y consolidar una empresa que, con su actividad, sea capaz de cubrir necesidades y demandas reales y contribuya a la mejora del entorno en el que vivimos puede constituirse como una gran fuente de reconocimiento social que, si bien no ha de ser el fin último, puede abrirnos muchas puertas para seguir creciendo y evolucionando tanto profesional como personalmente.

Desventajas de ser tu propio "Jefe"

Dedicación

Emprender un negocio requerirá muchas horas de esfuerzo y dedicación, sobre todo al principio. Emprender significa, en muchos casos, desarrollar muchas aptitudes y ser capaces de ponerlas en práctica todas a la vez, esto es, ser “multitarea”.

 

Estar al frente de un negocio no significa sólo estar al tanto de las ganancias, sino de todo el control y la supervisión de todas las actividades y decisiones que se toman. Cuando se trata de pequeñas empresas, suele ser una sola persona la encargada de desarrollar varias actividades necesarias para el normal funcionamiento del proyecto, por lo que la dedicación es todavía mayor.

 

Riesgo

El éxito o fracaso económico de nuestro proyecto empresarial, puede ser un entorno poco favorable, como empresario, los responsables de la viabilidad económica de nuestro proyecto somos nosotros mismos ya que el capital suele provenir de fondos propios o de otras vías de financiación, pero de cuya deuda somos responsables.

 

Además, del éxito o fracaso económico del proyecto dependen los beneficios o ingresos que percibamos y, por lo tanto, nuestra forma de subsistencia. También hay que tener en cuenta que los ingresos pueden variar notablemente de un mes a otro, por lo que es recomendable una cuidada planificación económica.

Incertidumbre

El crecimiento y consolidación de nuestro proyecto empresarial es constante para el emprendedor. Como empresarios o profesionales autónomos, somos los responsables últimos de cada decisión, de cada éxito y de cada fracaso.

 

No existe una fórmula que garantice el triunfo de nuestro proyecto y siempre cabe la posibilidad de que se produzca un giro inesperado de los acontecimientos, por lo que es vital contar con un plan B en caso de que todo falle. 

email marketing con base de datos

Email Marketing con Base de Datos


Escribir comentario

Comentarios: 0